Es el espacio en donde diariamente todo niño/a citado para su control médico disfruta de actividades lúdicas y terapéuticas

, además de un refrigerio según requerimientos nutricionales, con lo cual su visita al Hospital se hace agradable y productiva. Este esfuerzo implica la atención especializada de psicólogas y además la compra de 300 snack pack por mes. Dadas las oportunidades, se ha incorporado al programa el refuerzo educativo por medio de las herramientas que brindan las laptop infantiles.